Saber más


propiedadesEl Estudio de títulos consiste en un examen minucioso y acabado de todos los antecedentes legales que conforman el historial de un bien inmueble durante un período de 10 años (que es el plazo legal máximo de prescripción para ejercer o demandar derechos respecto del inmueble), para efectos de determinar la conveniencia de realizar el acto jurídico o contrato que interesa, concluyendo que los títulos están saneados, sin cuestiones pendientes o que ofrezcan dudas acerca del derecho que el propietario dice tener, para así otorgar certeza respecto del negocio jurídico proyectado y que los derechos del comprador no quedarán expuestos a eventuales acciones de nulidad o de otra índole.

El estudio de títulos es de suma importancia para el comprador de un inmueble, ya que este le otorga seguridad respecto de la regularidad de los antecedentes legales del inmueble en cuestión, evitando futuros conflictos con terceros que pudieran alegar derechos efectivos sobre el inmueble.

El estudio de títulos debe ser efectuado y firmado por un abogado experto en la materia, que revise y analice minuciosamente cada uno de los documentos y antecedentes legales de la propiedad; tanto las escrituras y certificados relativos a las operaciones y transferencias de que fue objeto el inmueble con anterioridad, como los antecedentes legales y los posibles derechos vigentes de las personas que interfirieron en dichas operaciones, así como los antecedentes municipales y las posibles obligaciones pendientes del propietario.
La finalidad primordial de un estudio de títulos puede proyectarse en dos actividades: preparar y prevenir.

El estudio de títulos es un trabajo de naturaleza preparatoria. En tal sentido, por medio de él un abogado busca asegurarse de que los títulos de una propiedad se encuentren en regla, antes de celebrar un contrato que implique transferencia del dominio sobre el bien raíz o la constitución de otros derechos reales distintos del dominio. En efecto, la finalidad preparatoria se manifiesta en la válida celebración de un contrato futuro.

El estudio de títulos también es un trabajo de naturaleza preventiva. En este sentido, por medio de él un abogado le asegura a su cliente que los títulos de la propiedad raíz se encuentran en regla y que un tercero no podrá disputarle, con fundamentos válidos, el derecho que se propone adquirir. En otras palabras, se le asegura al cliente que en la eventualidad de intentarse una acción reivindicatoria en su contra, ésta podría impugnarse con sólidos e incontrovertibles argumentos jurídicos.
Si tuviera cualquier tipo de consulta o duda respecto a nuestros servicios, le rogamos dirigirla a contacto@chiletitulos.cl.

Noticias relacionadas:
Noticia LUN